Por qué es tan importante desarrollar una correcta visión mental

La visión mental es la base de todo aprendizaje y nos permite prestar atención a los pensamientos, a los sentimientos, a las percepciones, a los recuerdos, a las creencias, a las aptitudes, y a las intenciones tanto ajenas como propias, y también nos permite acercarnos a la compasión, a la comprensión emocional, a desarrollar la sensibilidad y a actuar con mayor respeto hacia nosotros mismos y hacia los demás, en definitiva, "somos lo que pensamos".

Normalmente, prestamos atención únicamente a las conductas externas de las personas, sin tener en cuenta los procesos mentales que les llevan a actuar así.  Es importante comprender que las acciones vienen influenciadas por la manera en que se procesa la información que llega al organismo.

El desarrollo cerebral depende tanto de la información genética como de las experiencias.

Las experiencias modelan las estructuras cerebrales que hacen que podamos sentir y recordar nuestra percepción de esas mismas vivencias. La influencia genética y la estimulación del entorno determina el ritmo en que se desarrollan las conexiones cerebrales. Si no existiera algún tipo de estimulación (como la exposición de los ojos a la luz) el cerebro frenaría su desarrollo hasta que termina desapareciendo.

Las emociones  dependen, por tanto, de la cognición que depende de la experincia, de la genética y de la estimulación ambiental. Por ello es necesario tomar conciencia de los pensamientos que tenemos, sobre todo cuando una emoción que no nos guste tome mayor protagonismo, para reconducir esos pensamientos negativos y tener una visión más amplia y con mayor capacidad de adaptación.

Es importante tener en cuenta, además, que las experiencias de apego son un factor esencial en la configuración de nuestro desarrollo, y una de las fuerzas más capaces de condicionar el desarrollo infantil.

Ejemplos:

  • Malinterpretamos la acción de una persona:
    Alguien llega tarde a una cita, suponemos que es falta de responsabilidad o desamor, pero esa persona sufrió un problema familar grave y le fue imposible avisarnos. Ante la primer premisa sentimos enojo o frustración, lo tomamos como algo personal; si hubieramos conocido el motivo real hubieramos experimentado empatía en lugar de sentirnos defraudados, enojados o tristes.
    Cambió la presunción por concimiento: cambió la emoción experimentada.
    Estas cosas suceden cotidianamente, y a veces no nos enteramos de los motivos personales del otro.
  • Usamos nuestras creencias personales para comprender un hecho que realiza otra persona que tiene una creencia personal diferente.
    Alguien piensa que una persona que viene a su casa sin avisar es una persona desconsiderada, maleducada, por consiguiente la trata con indiferencia o con cierta descortesía, no está a gusto. Aprendió desde niño que siempre se debe llamar antes y preguntar antes de ir a la casa de alguien.
    Su amigo/a aprendió desde chico, por el tipo de viviencias familiares, que las visitas espontáneas llenaban de alegría su casa, estaban todos contentos cuando alguien llegaba a verlos y que en consecuencia ir a la casa de un amigo sin avisar es llevarle alegría a esa persona.
    Dos creencias diferentes: dos emociones resultantesdiferentes, en un caso la cognición es que la visita es una maleducada como consecuencia se siente malestar y desagrado en el otro caso la cognición es que la visita piensa en él y como conescuencia siente alegría.
    Cuando una persona dice: "Me indigna que la gente detenga su auto en la mitad de la calle", es posible que las premisas sean: Que las personas NO DEBEN, NO PUEDEN, NO NECESITAN detenerse en la mitad de la calle. En este caso cambiamos los procesos de pensamiento diciendo: A veces las personas SÍ NECESITAN detenerse en la mitad de la vía, por alguna situación que depende de las circunstancias o de múltiples variables, como un accidente, fallos en el vehículo, errores de maniobra, emergencias, etc. Cambias las presunciones, cambian las emociones.

    webgrafía: https://todas-las-emociones.blogspot.com/2009/04/las-emociones-descansan-en-las.html