Temperamentos

Estas características se exponen de forma muy generalizada. Lo más posible es que nos identifiquemos más con un temperamento que con otro, pero no necesariamente con todas las características de cada uno.

Temperamento sanguíneo:
  • Prevalece la emoción frente a la razón.
  • Optimista.
  • Comunicativo.
  • Extrovertido.
  • Flexible.
  • Indisciplinado.
  • Inestable emocionalmente.
  • Inquieto.
  • Desordenado.
  • Egocéntrico.
  • Inseguro.

Temperamento flemático:

  • Prevalece la razón frente a la emoción.
  • Baja sensibilidad.
  • Firme.
  • Estable.
  • Paciente.
  • Constante.
  • Escéptico.
  • Comprensivo.
  • Tolerante.
  • Falta de adaptación.
  • Autoprotector.
  • Dependiente.
  • Indeciso.
  • Temeroso.
  • Mezquino.
  • Avaro.
  • Terco.
  • Diplomático.

Temperamento colérico:

  • Hostil.
  • Su expresión del enfado no es tan explosiva como la de los sanguíneos porque es menos extrovertido.
  • Rencoroso.
  • Cruel.
  • Sarcástico.
  • Cortante.
  • Insensible.
  • Desconsiderado.
  • Frio.
  • Terco.
  • Astuto.
  • Dominador.

Temperamento melancólico:

  • Responsable.
  • Sensible.
  • Afectuoso.
  • Fiel.
  • Inseguro.
  • Negativo.
  • Pesimista.
  • Crítico.
  • Egocéntrico.
  • Temperamental.
  • Depresivo.
  • supceptible.
  • Desconfiado.
  • Vengativo.
  • Introvertido.
  • Perfeccionista.
  • Idealista.
  • Antisocial.